Puertas automaticas de cristal

La puerta automática de cristal está recomendada cuando el paso de personas es muy intenso, ofreciendo velocidad de apertura con la máxima seguridad, pudiendo ser de apertura central (en dos hojas) o lateral, con una amplia gama de acabados y colores.

Motor silencioso con electro-freno incorporado, siempre activo que impide la apertura de forma manual. En caso de falta de suministro eléctrico o baterías descargadas la función de electro-freno se desconecta automáticamente.

El microprocesador compensa de forma automática el peso de la puerta y la resistencia al deslizamiento, proporcionando un funcionamiento eficaz y estable.

Si la puerta encuentra un obstáculo en su recorrido de apertura, esta se para inmediatamente.

Si falta corriente eléctrica, el motor dispone de una batería que nos permite utilizarla durante unos quince ciclos, dependiendo del peso y medidas de la puerta.

FORMULARIO

Nombre

Email

Tu Mensaje